Advertisement

NEUDÍN PACHECO: “EL DANZ PARA MÍ SIGNIFICA FAMILIA”

0
Posted 13 enero, 2016 by admin in Destacado

El atleta tiene 11 años practicando futsala y defendiendo la arquería

Para el capitán y portero del Deportivo Anzoátegui Fútbol Sala, Neudín “Araña” Pacheco, lo primordial es sentirse a gusto con quienes lo rodean, y con su equipo “me siento como en casa”

María Suárez / Prensa DANZLIGAS

Cuando la pasión y el amor por un deporte llaman tanto la atención de un atleta, no hay quién detenga su voluntad de cruzar montañas con tal de cumplir ese deseo.

Un ejemplo de ello es, sin duda, lo que vivió en sus inicios el capitán y portero del Deportivo Anzoátegui (Danz) Fútbol Sala, Neudín Pacheco, a quien le conquistó la adrenalina, el balón y el trabajo en equipo que se vive en la cancha.

Para este caraqueño de 23 años, no fue nada fácil entrar a un equipo de futsala pues su padre, quien fue boxeador profesional y practicaba béisbol, quería que su hijo fuese un gran beisbolista, pero “no era lo mío”. Jugó también voleibol con la selección del Distrito Capital en categoría Menores, pero Pacheco sabía cuál era el deporte que de verdad lo apasionaba.

“Siempre me escapaba a jugar con mis amigos, faltaba a los otros entrenamientos porque era lo que quería jugar. Con otro deporte hacía lo mejor posible pero no sentía ese cariño ni ese sentimiento que con el futsala”, confesó el portero.

Finalmente, Neudín convenció a su papá para integrarse a un equipo de fútbol sala, y hoy tiene 11 años en el deporte. Durante su época de liceo, se situaba como goleador en la cancha, pero su zona de confort era en la arquería. “Es una posición muy difícil ya que si lo haces bien eres el mejor, pero si cometes un error puede hasta costarte un partido”.

El criollo comentó que lo que más le gusta de su ubicación como portero es el compromiso que tiene con sus compañeros. “Ellos confían en mí y tengo que dar lo mejor para sentirme a gusto conmigo mismo y para que el equipo se sienta seguro cuando estoy defendiendo debajo de los tres palos”, expresó.

Este atleta, quien se describió en tres palabras: humilde, constante y divertido, aseguró que lo primordial es sentirse a gusto con quienes están alrededor, y con el equipo del Deportivo Anzoátegui “me siento como en casa. El Danz para mí significa familia”. Agregó además, que resulta un privilegio estar con muchachos que tienen deseos de superación y ganas de aprender.

Referente a los juegos realizados, explicó que lo importante era quedar de primero en grupos y lo lograron, clasificando a la primera división. Ahora, se siente preparado y con ansias de enfrentarse el sábado 16 a Lanceros de Cantaura pues “es un juego que nos terminará de consolidar en la primera posición”.

Cambio próspero

Para “Araña Pacheco”, llamado así por sus compañeros desde 2013, este año 2016 estará lleno de cambios y nuevos retos que piensa asumir con responsabilidad, ya que tiene un año congelado en el 6to semestre de Administración Aduana por el compromiso con el equipo Danz y esta vez piensa dedicarse a su carrera y a su familia.

El defensor de goles tiene previsto terminar el Torneo de Adecuación en curso para luego retomar la carrera e intentar equilibrar los estudios con el deporte, pero estando cerca de sus seres queridos. “He perdido mucho tiempo al lado de ellos y creo que este año les toca un poco más de mí”, aclaró.

Recordando los triunfos del 2015, sin dudar el capitán mencionó el haber quedado subcampeones con el Danz en el Torneo de Clausura de la Liga Nacional de Fútbol Sala. “Llegamos súper lejos, pero me sentí triste porque no quedamos campeones y aún más porque no me correspondió portear a mí”, dijo.

A pesar de no haber llegado campeones, Pacheco se sintió orgulloso de su equipo pues “dimos lo mejor de cada uno”, aseverando que les faltó más concentración ya que los nervios atacaron por ser la primera vez que llegaban a una final, además de la buena preparación de los rivales.

Este futbolista apasionado, resaltó que simplemente su ídolo en el juego es Dios. “Es mi motor para seguir haciendo lo que más me gusta. A él le debo todo y siempre lo honro al finalizar cada juego”, reveló.

Para la “Araña”, la clave es no dejar de soñar y “ver más allá de lo que pueden ver”. Aconsejó a las semillas que siempre hay tiempo para todo y que la constancia, disciplina y buena disposición es la técnica para conseguir las cosas que se planteen en la vida.


About the Author

admin


Advertisement