Advertisement

Anzoatiguense José Abiad expandirá su legado en el taekwondo

0
Posted 4 septiembre, 2017 by admin in Destacado

El anzoatiguense reinó a mediados de la década de los 90 siendo parte de la generación más gloriosa del taekwondo venezolano.

Puerto La Cruz, Anzoátegui.– El taekwondo anzoatiguense tiene en José Abiad Khamisso (Barcelona, 15-05-1977) a uno de los mejores exponentes de la década de los 90′, un integrante de la generación más gloriosa de taekwondistas formados por la mano del Grand Máster Hung Ki Kim y quien luego de una breve pero fructífera carrera como -58kg con resultados nacionales e internacionales, se afianzó en el ámbito del entrenamiento y el arbitraje en aras de “extender el legado del taekwondo venezolano fuera de nuestras fronteras”.

Abiad partirá próximamente a los Estados Unidos, donde junto a otros legionarios del taekwondo anzoatiguense como Quidio Quero, máximo ganador en la historia de ésta disciplina en Juegos Nacionales y Nelson Armas, multimedallista internacional, buscará expandir sus conocimientos y dejar en alto los colores nacionales como formador de campeones.

Venezolano de padres sirios, Abiad inició el taekwondo en la organización Hong Ki Kim Anzoátegui a los once años y rápidamente destacó como uno de los atletas más rápidos, explosivos y técnicos de mediados de los 80 e inicio de los 90.

“Nunca pensé que me iría tan bien en el taekwondo, pues mi padre me apoyó para que lo practicara como deporte”, recuerda, agradeciendo siempre el respaldo de “Dios, mis padres, mis entrenadores Hung Ki Kim, Arlindo Gouveia y Domingo Aguilera, además de los consejos del Gran Maestro Hong Ki Kim”.

ÉPOCA DORADA

Tras salir airoso en los regionales orientales y luego en el Campeonato de I División de 1996, Abiad ingresó a las filas del equipo criollo de combate en los -58kg al vencer a otro gran competidor de la zona: Herbert Montero.

“Pisar la selección nacional es algo que hay que asumirlo con humildad. Me inspiró mucho la medalla de oro de Arlindo (Gouveia), eso nos motivó a todos y nos inspiró confianza”, rememora Abiad, quien fue bicampeón de Juegos Nacionales Universitarios (1994-1996) y también doble monarca de Juegos Deportivos Nacionales Juveniles (Barinas 1994 y Cumaná 1995), todo antes de triunfar en los -58kg del USA Open Colorado Spring 92, subir al podio en los Juegos Suramericanos Valencia 94, el Festival Olímpico de Río de Janeiro 1995 y el Internacional Abierto Anzoátegui 1996, donde se nutrió de la experiencia de nombres y compañeros de equipo y vida como Luís Noguera, Adriana Carmona, Quidio Quero, los hermanos Joan y Hermes Bastidas, Algimiro Mejías, Gabriel Cardona, Nelson Armas, entre otros.

“Representar a mi país y a mi estado fue un privilegio. El aprendizaje es constante. Somos una gran potencia nacional e internacional”.

UN MENSAJE

A propósito de la realización de los XX Juegos Deportivos Nacionales Juveniles, Abiad rememora para las nuevas generaciones lo que fue su triunfo en la cita de Barinas 1994.

“Un taekwondista tiene que afrontar los Juegos Nacionales con la confianza en su entrenamiento, la seguridad de sentirse firme ante la gran responsabilidad que implica defender los colores de Anzoátegui o de cualquier entidad en éste deporte. Jamás deben sentirse inferiores”, recuerda el campeón de los -58kg, el peso más explosivo del taekwondo, quien reinó por dos Juegos Nacionales consecutivos (Barinas 1994 y Cumaná 1995).

Abiad, quien es hoy día un exitoso comerciante de la zona, fiel amante del deporte, árbitro nacional CLASE I y entrenador de los seleccionados cadete y juvenil con amplia trayectoria regional, reitera que “el aprendizaje no se detiene. No encuentro palabras de agradecimiento con el maestro Hung Ki Kim por todas las enseñanzas adquiridas durante tantos años junto a grandes compañeros, quienes han sido ejemplo de humildad”.

A propósito del seleccionado actual y su ruta a los Juegos Bolivarianos Santa Marta 2017, Abiad sólo tiene palabras de motivación “para un equipo que afronta los momentos más duros, pero que sé que sabrán enfrentar con pundonor todos los retos que se avecinan, convirtiendo las debilidades en fortalezas.”

Por: Andrés Henríquez

 


About the Author

admin


Advertisement